Elecciones 2017, la destrucción de nuestra Estrella de la Muerte? Esperando a que el “Imperio no contraataque”

Esto lo tengo que escribir en español pues no tiene mucho sentido que lo haga en ingles (o si lo tiene? si hubiera mas gente leyéndome capaz que si, if you want a translation let me know) Pero creo que lo que está sucediendo en Ecuador es algo de lo cual tiene que hablarse. Este 19 de Febrero los ecuatorianos fueron a las urnas para elegir, una vez mas, un presidente que pueda llevar a una nación tan rica tanto en cultura como en su gente, que tiene mucho que dar y que, lastimosamente debido a las políticas y políticos que se han venido a elegir ha caído en un pozo del que solo puede recuperarse después de mucho trabajo, mucho esfuerzo y apoyo entre ecuatorianos, y por sobre todo, cuidándose ampliamente de la corrupción que tanto nos ha carcomido y acabado como país.

Lastimosamente no puedo hablar ni tampoco sé mucho de la historia del país antes de que naciera, no tengo recuerdos de Sixto Durán Ballén y menos de Rodrigo Borja como presidentes (que según han dicho fue la mejor época después de la sospechosa muerte de Jaime Roldós y del régimen con mano dura de León Febres Cordero de la cual, por suerte, no fui parte). Lo que sí recuerdo es cuando vino Abdalá “El Loco que Ama” Bucaram y desde entonces el clima político del Ecuador se tornó en una fiesta de buitres donde, al parecer, el desastre de la farra que se jugó Bucarám nunca fué limpiado del todo, la resaca fué tan brutal que al parecer en vez de tratar de curarlo, los políticos decidieron seguir tomando cerveza para que no agarre el chuchaqui. Abdalá con su egomanía y alto carisma que hasta ahora apesar de lo hecho sigue atrayendo masas, apesar de que de las ultimas cosas que se le vió haciendo fue huír a lomo de burro con costales llenos de dinero. A mi manera de ver esto sentó un precedente para futuros presidente puesto que NADA sería tan rídiculo como esa imagen, por lo tanto practicamente TODO era posible. Los siguientes presidentes nunca pudieron (quisieron?) tanto estabilizar la economía como lograr un crecimiento substancial para la nación. Pasando tanto por la crisis que nos llevó a la dolarización del ’99 la cual sirvió para mantener el país a flote a cambio  grandes afectaciones y pérdida de dinero que la misma causó gran parte de la población ecuatoriana, sin embargo no se hundió el barco. La herida se mantuvo a lo largo de los años y el movimiento político se encontraba cada vez mas enfurecido logrando que a cada presidente que venía cualquier cosa que al pueblo no le gustaba, el mismo se levantaba y lo botaba del poder, llegando a una inestabilidad política que duró prácticamente 10 años. Hasta que llegó “salvador” Rafael Correa quien, a fin de cuentas, realizó lo mismo si no que de una manera más “inteligente” (prefiero el término sigilosa pero bueh) y hago el paralelo en vista de que, créanlo o no, Correa es igual de teatrero, farrista, y discursero que Abdalá lo fue (y sigue siendo) si los ponen lado a lado se darán cuenta de las similitudes.

Rafael Correa llegó al poder literalmente con su apellido en mano. Daba correasos a los corruptos mientras coreaba una y mil veces que el pasado no volverá y que, gracias al retruécano que obtenía por su apellido iría a “limpiar el país a punte correasos”. para bien o para mal este acto de violencia convenció a muchos, sobre todo a jóvenes que estaban hartos de ver a los mismos políticos de siempre con las mismas patrañas y promesas. Correa generó una división clara entre derecha e izquierda que  no se había visto en años (o por lo menos que yo no me había percatado). La gran diferencia? por debajo de la manta Correa estaba por crear una maquinaria estatal (muy de acuerdo al movimiento socialista al que pertenece) que el mismo creó a partir del gran poder que amasó. A partir de que su partido (justamente por este gran cambio que prometía) ganó una mayoría aplastante en la asamblea, Correa y correistas daban correazos a diestra y siniestra. Manipulando leyes para que sirvan a su favor, logrando una nueva constitución que “duraría 300 años” (3er reich alguien?) y que terminó por durar 6, se afianzaron al poder por los mismos 10 años que estuvimos en crisis política brindando una aparente estabilidad política pero, a que costo? Demandas, Prisiones, allanamientos, censuras e incluso (dicen por ahí) asesinatos y desapariciones muy afines al socialismo del siglo XXI que arrasaban a las naciones latinoamericanas (Chávez, Roussef, Kirchner) e incluso a las dictaduras de los mismos países por las cuales, por suerte el Ecuador nunca tuvo, y si lo tuvo no pasaron a mayor cosa (el Bombita!!), estas son algunas de las atrocidades de las que se le acusa al régimen y que, hasta ahora, no han sido resueltos y que, posiblemente, no lo serán.

Correa, claro está, se mantenía al margen de cada una de estas acusaciones gracias a su gran maquinaria. Cualquier posición negativa, por pequeña que sea, era tildada de                -introduzca insulto de correa aqui- por parte de correa en cada una de sus 500 y pico enlaces ciudadanos sabatinos a lo largo de sus 10 años de gobierno donde se llevaba a gente de distintos lugares de la provincia con alimentación incluida dando siempre la imagen de que “somos más que la oposición”. En caso de que hubiera algún protesto o marcha Correa lo mitigaba de la misma manera; no se si fue inventado pero de sobremanera popularizado por el, la famosa contra-marcha donde cualquier cosa que se proteste a su vez era “defendido” por miembros de su partido (lease: gente que va porque les regalan un viaje a quito y un sanduchito y encima fiesta, algo siempre presente en cualquier evento creado por el partido de Correa) y, una vez mas tíldado de la misma gentucha que quiere que el pasado vuelva, que la corrupción regrese, etc. Es decir, Correa mantenía la imagen de gran mandatario, salvador de todos a partir de Panem et Circenses (literalmente) en conjunto con manipulaciones de datos, amenazas de demandas (puesto que ya había ganado algunas anteriormente desde vicealcaldes a periódicos ganando en total 6 juicios desde el 2009 al 2016 varios con cantidades millonarias), de coerciones escondidas o no, cambiando discursos y acciones conforme su maquinaria (él) veía la necesidad. Apeló al mundo indicando que si no le donaban plata tendría que, muy a pesar de él, sacar petróleo del Yasuní, teniendo que desplazar a los pobres indígenas de su tierra, como que el mundo le debiera algo, y otros casos en los que él desviaba la atención de lo que realmente sucedía a partir de pequeños detalles mayores que resultaban a partir de su mandato, claro está para poder mantener este gran aparataje público se necesitó un gran gasto público llegando a que el gasto público sea de casi el 45% del PIB en el 2015 gracias al boom petrolero de la época, hoy el gasto se mantiene por el 36% aprox, algo que sigue siendo alto tomando en cuenta que generalmente el gasto se mantenía al rededor del 25%Resultado? El país se encuentra actualmente prácticamente vendido en su totalidad a la República Popular China gracias al grande número de préstamos que nos ha concedido (ya que nadie mas quiere hacerlo por la enemistad que correa generó con el FMI entre otros), gracias despilfarro que se ha dado por parte del gobierno los impuestos han aumentado para poder soportar la construcción constante de obras (escuelas, hospitales y carreteras lastimosamente sin gente para que trabaje en ellas) como de fiestas y enlaces ciudadanos (léase fiestas populares semanales), el pueblo, al que no le invitan a dichas fiestas, se ha hartado y quiere un cambio.

Habiendo ganado las ultimas 3 elecciones, juntado con toda su maquinaria de control estatal donde nada se puede decir en contra de el y donde (aparentemente) todos lo aman cualquiera que viera este gobierno lo tildaría, sin falla (a menos que sean correistas), de Orweliano o por lo menos Distópico. El pueblo se encontraba “feliz, tranquilo y bien comido”. No obstante, por años toda la oposición se encontraba maquinando y tratando aunque sea a oídos sordos el poder salir de esta Distopía y volver a un país libre en su totalidad o por lo menos sin que Gran Hermano (Compañero?) Correa nos limite y siga usando el dinero de nuestros impuestos en “sanguchitos”. Siendo así, haciendo una alegoría incluso infame, estas elecciones son nuestro Rogue One de Star Wars, o posiblemente sería ya nuestra “a New Hope” y el Consejo Nacional Electoral (CNE) nuestra Estrella de la Muerte donde queremos dar un golpe fuerte y duro del cual el Imperio (Alianza País) no se pueda recuperar tan facilmente, o mejor aún, no pueda obtener nunca mas su poder. Mientras escribo, en Portugal, veo lleno de orgullo como mi ciudad natal Quito se ha levantado una vez más en contra de esta podredumbre, hartos de tanta manipulación, de tanto control, y de tanta corrupción que se ha dado por parte de este gobierno, que no quiere quedarse mas de brazos cruzados haciendo vigilia en el CNE para que no haya (dentro de las varias artimañas de esa maquinaria) manipulación en los votos y se respete la democracia. Quito siempre ha sido centro de reclamos y de enojo frente a mandatarios déspotas y corruptos (como mencionado por la crisis política anteriormente) con lo cual hasta me encontraba sorprendido que Correa haya durado tanto tiempo en el poder, su maquinaria era tan poderosa que incluso había apagado las llamas de los tan llamados forajidos contrarios al régimen o peor aún ignoraban el incendio que sucedía tapándolo con sus mega fiestas encerrados en la plaza de la Libertad (como sé que sucedió).

Quito ha regresado, ha regresado a ser revolucionario de verdad (no como los verde aguitas que no saben lo que significa esa palabra). Ha salido de nuevo a las calles a reclamar sus derechos y está demostrando que no se deja amedrentar por esa maquinaria. Queremos salir de esta distopia, nos estamos rebelando ante este “gran hermano” (compañerito? sigo en duda…) Algo que me llena de orgullo y miedo puesto de que sigue siendo el hombre versus la tan mencionada maquinaria, eterna pelea que, lastimosamente, no ha tenido buenos resultados como hemos podido ver a lo largo de 9 presidencias en 20 años. Quito no se ahueva dicen, son un bando de arrechos dicen. Lastimosamente, el problema no recae solamente en esta jornada pues aún es posible que lo mismo ocurra en segunda vuelta, la maquinaria Correista tiene mas tiempo para prepararse “de mejor manera”, puede haber un segundo intento de manipulación (mas concreto), de realizar campaña sucia (como también lo ha venido haciendo) entre otros juegos poco éticos (a falta de palabras) que no son ajenos al conglomerado verde aguita.

Espero, profundamente, que esta lucha se mantenga, que no se apague la llama y que, en segunda vuelta, que tiene que darse, no solo Quito como también el resto del país se mobilice, que demuestre que estamos hartos de vivir de esta manera y que no se puede jugar, o manipular al pueblo ecuatoriano de esa manera, que el ecuatoriano no depende de regalos, sánduches y estructuras como también depende de educación de calidad (que aún no se ha dado por tanta reforma educativa), y que no se conforma con fiestuchas realizadas en cantones para oír lo que el presidente vió mientras viajaba en su convoy de automóviles. Deseo en verdad que podamos salir del país verde aguita y volvamos al verídico Amarillo, Azul, y Rojo que hace tantos años quiero ver y que a muchos, posiblemente, se les ha olvidado y que muchos aún no han visto un país lleno de oportunidades, libertades y oportunidades de crecimiento y trabajo que lo bueno de estos 10 años se mantenga pero, al mismo tiempo, que se haga pagar por todo lo negativo que este régimen trajo y que se desmantele el Correismo de una vez por todas.

 

Advertisements

De Varias Similitudes

Un pensamiento antiguo pero que aun se mantiene, y mas aún en vista de que estamos por entrar a nuevas elecciones en Ecuador…espero que salgamos de nuestra amarga autocracia…

Siempre he sido fanático de las distopias. Los universos Orwelianos en los cuales el totalitarismo y el poder, generalmente en manos de una organización, gobierno, o incluso una persona. Son realidades tan absurdas, tan irreales, que a cualquiera le gustaría saber sobre ellas, ver la cúspide de la estupidez humana en vivir en esos universos, y al mismo tiempo uno se pone a pensar en la realidad que es el poder caer en esas trampas y terminar viviendo en uno de esos universos paralelos. Lo curioso es que no son tan paralelos e inimaginables como uno se imagina. Los dos libros más famosos de Orwell, Rebelión en la Granja (Animal Farm) y 1984 fueron basados en los regímenes totalitarios que existían al final de la segunda guerra mundial, sobre todo refiriéndose a la Unión Soviética. El punto de estos libros era mostrar que, si al poder (sea cual sea el mismo) se le da fuerza ésta puede llegar a ser tal que nos gobernará por completo, llegando al punto en que cualquier disidencia o intento de rebelión serían inútiles, y que somos nosotros, la gente en general, el pueblo, la que en un principio puso y dió tanto el poder a la persona, organización, o gobierno. Supongo que es por eso que me gustan las novelas, películas e historias en general sobre distopias, incluso las novelas light de ahora como Hunger Games o Dissident (que estoy leyendo actualmente) son realmente interesantes ya que en estas se da un indicio de que si es posible luchar contra el poder establecido, pero esa es otra historia. Me gustan dichas novelas ya que incitan e indican que se debe tener cuidado en todo sentido de la palabra con los líderes que elegimos, con las cosas que oímos, a lo que hacemos caso, y, ultimamente, a quien damos el poder.

Esto va debido al reciente revuelo político que se ha dado en nuestro país y con respecto a Venezuela. Siento y veo un cierto paralelismo debido a los llamados “líderes” que tenemos al frente de nuestra política, representantes de dos países ricos en varios, si no son todos, los sentidos de la palabra. Ambos “presidentes” Nicolas Maduro y Rafael Correa han tomado una postura en la cual, como bien dice un gran amigo mío, son “simplemente una niñitas mimadas que quieren su caramelo, y al rato que no lo obtienen arman escandalo y comienzan a patalear y lloriquear” con la simple diferente que estas niñas patalean y lloriquean usando el poder que tienen, el cual de por si es bastante, si no es demasiado. El poder que tiene un mandatario es realmente enorme, y se debe manejar de una manera adecuada, algo que ninguno de los mandatarios mencionados realmente logra. Ambos tienen el poder de la palabra, de la labia, son carismáticos, pueden convencer a la gente de prácticamente lo que ellos digan, algo que están usando obviamente para su beneficio.

Dejando de lado la gran cantidad de obras que se han hecho en el país, el problema recae en la manera en que el gobierno ha estado atajando y se ha estado afferando al poder dentro del país. En 1984 el gobierno de Oceania (el país en donde se basa la novela) existen 4 ministerios de los cuales el que más me interesa y asusta es el Ministerio de la Verdad, este ministerio controla las noticias, entretenimiento, educación y las artes dentro del país,. Curiosamente dentro de ese ministerio el departamento de Records “rectifica” la historia para que todo lo dicho sea de acorde a lo que el Gran Hermano vaya diciendo a lo largo de su mandato. Lo que me asusta es de esto es que es algo que nuestro “queridisimo” mandatario va haciendo en cada una de sus sabatinas. Lo que empezó siendo un simple informe a la nación sobre los logros de la “revolución” se volvió en un discurso de 3:30 (he tomsado tiempo) de las cuales 2:00 son utilizadas para desmentir cualquier información indicada por la “prensa corrupta” que existe en el país o de insultos hacia terceros que se atreven a decir cualquier cosa negativa sobre el gobierno. Todo indicio de datos, con investigación por parte del que la presenta es desmentida con datos del gobierno. El Presidente tiene el derecho de insultar a diestra y siniestra, pero al rato en que alguien se digna en decirle algo, con investigación, con datos, e incluso, últimamente, con caricaturas termina siendo indiciado por sus varios Ministerios del Amor (Miniluv) que monitorean y están listos para demostrar al pueblo que lo que se está haciendo está mal, que la verdad la tiene el gobierno y nada mas que el gobierno.

Es tanta la necesidad de control por parte del presidente (tanto de Venezuela, como de Ecuador) que desde un principio ha tildado de enemigos de la revolución a cualquiera que diste de su pensamiento y visión de gobierno. Recientemente, hablando de Ecuador, si no se vota por alguno de sus subordinados, en este caso el alcalde, uno queda de traidor, de “enemigo” y es tanta la desesperación que ahora, de la nada, hay involucración de la oposición, de estos “enemigos” por todo lado. De la nada la oposición ha metido mano desde MÉXICO para estafar a la gente indicando que hay evasión de impuestos (http://www.elcomercio.com/seguridad/SRI-correosfalsos-CarlosMarxCarrasco-Mexico-evasionimpuestos-internet_0_1084691696.html), Rafael Correa incluso ha pedido que “Por último si no logran captar ese voto y hay un voto anti Barrera, que anulen el voto, pero que no se lo den al enemigo, ¿sí estamos claros?” (http://www.elcomercio.com/politica/Correa-Augusto_Barrera-sur-Quito-Alcaldia-elecciones-campana-Alianza_Pais_0_1087091338.html) indicando que, un proceso democrático, en el cual se puede elegir a otro candidato, fuera de su partido, es estar votando por el enemigo, es ser un traidor, es un intento de sabotaje al derecho de votar, de tener un pensamiento propio, de pensar por si mismo.

Esto es curioso ya que, siguiendo con los paralelismos de esta declaración dentro de la Película Memories  de Katsuhiro Otomo (Creador de Akira para los que les interese) se encuentra la sección de Cannon Fodder (MUY recomendada) en la cual un estado, en constante estado de guerra, se dedica a crear balas de cañon, y dispararlas al enemido, recibiendo noticias de que la guerra está siendo vencida, y que se debe seguir así, apesar de que nunca se sabe cuál es el enemigo per se, nunca se tiene una imagen para saber si en verdad se está venciendo dicha guerra o incluso si en verdad hay un enemigo. Siendo así, es en verdad la prensa tan maligna? No es este estado constante de guerra la dicha revolución ciudadana, una revolución que ya tiene AÑOS de proceso y la cual según un gran profesor dijo “avanza pero no se sabe hacia donde”? ya que siguiendo la definición de “Revolución” de la Real Academia Española (Cambio violento en las instituciones políticas, económicas o sociales de una nación http://lema.rae.es/drae/?val=revoluci%C3%B3n.COMO SE PUEDE TENER UNA REVOLUCIÓN POR YA CASI 8 AÑOS? Y de ser una revolución en la que estamos avanzando como nación, en la que supuestamente se guardan los derechos humanos, como es posible que nuestro representante apoye al gobierno de Venezuela que claramente los viola, que no oye la voluntad del pueblo si no mas bien la acalla cuando no le conviene, algo que el mismo Correa ha mencionado (http://www.elcomercio.com/marco_arauz/Poder-vs-derechos_0_581341978.html) e incluso se apoya en la misma para atacar aún más a la oposición, a su “enemigo”, llegando al punto de decirle “derecha fascista que se quiere instaurar en Quito” (http://www.elcomercio.com/politica/Ecuador-Venezuela-violencia-protestas-Rafael_Correa_0_1084691652.html) Tanto así que, en caso de que llegue a ganar dicho enemigo “empezaría un período muy derio de ingobernabilidad” (http://www.ecuadorinmediato.com/index.php?module=Noticias&func=news_user_view&id=2818756888) ya que el tener a alguien fuera de su partido al frente de su oficina en Carondelet de la nada “empezará un resultado como el de Venezuela” indicando que es un plan para desestabilizar al gobierno de la revolución ciudadana.

Personalmente tengo miedo, de varias cosas, si bien es un blog primerizo, que recién estoy empezando, uno nunca sabe quien termine leyendo, y cual sería la repercusión del mismo, con las redes sociales nunca se sabe.. Mientras más veo al gobierno Ecuatoriano, a nuestro mandatario de acogerse de más y más poder mi miedo recae en terminar en una Venezuela, veo en las noticias las protestas, las muertes, el desinterés del Presidente a oír al pueblo por la terquedad del mismo, por seguir el sueño de la Revolución.Tengo miedo que la Democracia de la que tanto hablan nuestros mandatarios sea tergiversada aún más de la que ya está. Miedo de que no se pueda tener una opinión diferente o incluso un sentido del humor. Tengo miedo de no poder burlarme de las cosas que suceden en el país, de no poder decir que soy contrario a lo que el gobierno está haciendo. Tengo miedo de que no pueda pensar por mi cuenta y que sea el gobierno el que decida lo que es mejor para mi sin yo poder decir nada al respecto. Tengo miedo de que el Ecuatoriano termine lleno de “enemigos” que existen por pensar diferente a lo que El Gran Hermano tiene que decir, de terminar en un país en donde solo se hagan balas para lanzar al ya mencionado enemigo y ni siquiera saber quien es, sobre todo porque posiblemente ese enemigo, según nuestro actual mandatario, podría ser yo.  Pero sobre todo mi miedo es en que terminemos dentro de un país distópico, ya que es algo que fácilmente puede ser esquivado. Puede ser exagerado, pero lastimosamente es algo plausible, se ha visto ya en Venezuela el cierre de casi todos los canales de noticias, los cuales ahora son controlados por el estado, Venezuela cerró twitter hace unos pocos días, y el número de muertos sigue en alza. Ya aqui se ha visto como se trata a los opositores, con agresión de palabra e incluso agresión física (Como a Carlos Andrés vera y a Jorge Ortiz). Simplemente no quiero llegar a eso.

Se que ha sido una entrada larga, y siento que faltaron varias cosas por mencionar, pero lo que quería demostrar eran ciertos paralelismos con ciertas cosas que he visto en estos años de Gobierno. No estoy diciendo que no voten por Barrera ni que Rodas es el mejor candidato, nada que ver, respeto el derecho de opinion y de votación, es lo que hace una democracia una democracia, pedir que se vote nulo es estúpido, cada quien hace y es responsable de lo que hace. Lo que escribo lo hago a manera de desfoge, entretenimiento, e interés, así como un cierto llamado de atención para que sean conscientes de lo que se está haciendo.

Me solidarizo con todos los Venezolanos, conozco a algunos que viven en Caracas y en verdad espero que se encuentren bien, que no tengo idea de lo que es vivir en un estado de violencia continua. No creo que sea la oposición la que incita a la violencia, creo que es algo de lado y lado. Lo que si creo en el derecho de la gente en protestar, en decir lo que piensa, repudio a los mandatarios que se creen dueños de la verdad y que se reúsan a oir lo que el pueblo está tratando de decir. Quien da poder a una persona es el pueblo, lastimosamente si se le da demasiado luego es dificil quitárselo (no me meto en el poder Foucaultiano porque ya está muy largo esto) sin embargo es también derecho y responsabilidad el quitar lo que se ha dado en caso de que se lo utilice mal. (http://www.eluniversal.com.mx/el-mundo/2014/me-llamaran-39dictador-39-y-no-me-importa-maduro-985894.html)

Dejo también un enlace al Blog de Carlos Andrés Vera, al artículo de Lo que no se ve, algo digno de lectura, que recomiendo para que vean de un ángulo más profesional (obvio pues yo soy amateur) de las cosas que pasan en este país. http://polificcion.wordpress.com/2014/02/17/lo-que-no-se-ve/

Como siempre todo comentario es bien recibido, y todo debate también.